4 sencillos pasos para identificar tu tipo de piel - eBaldi®
Cosmética

4 sencillos pasos para identificar tu tipo de piel

El cuidado del rostro empieza por conocer el tipo de piel que tenemos. Esto puede venir condicionado por la genética, pero también por factores externos, como el clima, la contaminación, etc. 

La piel se puede dividir en cuatro categorías, según las características de cada una: normal o mixta, grasa, seca y sensible.

En este artículo, vamos a repasar 4 sencillos pasos que puedes hacer para identificar tu tipo de piel, y empezar a cuidarla de la forma correcta.

 

tipo de piel

¿Cómo puedo saber qué tipo de piel tengo?

Existen muchos métodos para identificar el tipo de piel, pero el más eficaz y recomendado por los expertos es más sencillo de lo que crees. Antes de empezar, asegúrate que no tienes compromisos durante el día, puesto que te tomará un tiempo realizar los diferentes pasos.

Paso 1. Empieza por lavarte bien la cara con tu limpiador facial como de costumbre. Después de limpiarte el rostro, no apliques cremas ni sérums, ya que sino no vas a poder observar el aspecto natural de la piel.

Paso 2. Seca la cara gentilmente, sin frotar la piel. Después, toca esperar media hora para que los posibles brillos empiecen a aparecer. Es importante que durante este tiempo no toques tu cara, y así no interferir en el proceso. 

Paso 3. Pasada la media hora, es momento de examinar el rostro. Coge un espejo de mano y, junto a una fuente de luz natural, empieza a observar las zonas con brillo. Si estas zonas son la nariz y la frente, seguramente tu piel sea mixta; si, además de nariz y frente, tus mejillas también tienen brillo, puede que tengas la piel grasa; en caso de que no observes ningún brillo, e incluso sientas tu piel deshidratada, es señal de que tienes la piel seca.

Paso 4. Ahora que ya sabes qué tipo de piel tienes, es momento de pasar a la acción y escoger los productos que ayuden a limpiar y proporcionar hidratación, teniendo en cuenta sus características y necesidades.

 

Cuidados para cada tipo de piel

Para las pieles mixtas o normales, comprar productos cosméticos es más fácil, puesto que los niveles de sequedad y grasa están en equilibrio. Aun así, debes cuidarla debidamente con un limpiador suave, y una crema hidratante ligera.

Las pieles grasas lo tienen más complicado, pero con los productos correctos también puedes lucir un aspecto sano y bonito en el rostro. Apuesta por un limpiador en profundidad que ayudé a purificar los poros, y una loción no comedogénica para que la piel pueda respirar. Exfolia la cara una o dos veces por semana para eliminar las células muertas y evitar puntos negros y granitos.

Las cremas hidratantes densas, los aceites y los sérums son los aliados perfectos para las pieles secas. Éstas tienden a retener menos la humedad y a producir menos grasa, por lo que es más quebradiza y áspera. En cuanto a la limpieza, usa un gel limpiador muy suave y que no reseque aún más el rostro.

Las pieles sensibles son aquellas quereaccionan fácilmente a los ingredientes de los productos, o a la aplicación con las manos de estos. Por eso, es crucial ser muy cuidadoso con la manera en cómo aplicamos los cosméticos, pero es todavía más importante utilizar productos naturales y veganos, que no contengan alcoholes ni fragancias.

Así que, ya lo sabes: cuidar de la piel es más fácil de lo que crees cuando sabes lo que necesita.

No hay productos en el carrito.